Todo lo que necesita saber sobre los controladores de Windows [explica MTE]

Cuando se trata de controladores, mucha gente no sabe qué esperar al instalarlos. Muchos no comprenden la diferencia entre controladores y software a nivel de usuario, e incluso más personas no comprenden lo que implica. Los controladores juegan un papel fundamental en todos los sistemas operativos, independientemente de si usa Windows, Linux o Macintosh. En este segmento, hablaremos en particular sobre los controladores de Windows, su jerarquía y cómo resolver los problemas más comunes con ellos.

¿Qué es un controlador?

No se equivoque, un controlador sigue siendo un programa de computadora. Sin embargo, los controladores permiten que otros programas se comuniquen con el hardware de su computadora. Todo lo que se comunica directamente con el hardware, sin utilizar ningún otro marco o contenedor, se conoce como controlador. Siempre que tenga esto en cuenta, no será difícil comprender qué son los controladores y qué función desempeñan en Windows.

Controladores de modo kernel frente a modo de usuario

Los controladores operan en una jerarquía simple, con dos tipos: modo Kernel y modo de usuario. La diferencia se explica a continuación:

  • Los controladores en modo kernel se  comunican con la máquina física, accediendo directamente a sus recursos. En el nivel del kernel, los controladores tienen acceso directo, ininterrumpido y no administrado, a los componentes físicos de la computadora, como el chipset, la memoria, el disco duro y la CPU. Algunos ejemplos de controladores en modo kernel son CPU, interfaz de red, video y controladores de disco duro. Estos controladores funcionan en modo kernel porque deben formar un vínculo perfecto con el sistema operativo Windows.
  • Los controladores en modo de usuario se  comunican con otros controladores o con la capa superior de “usuario” del sistema operativo. En el nivel de usuario, los conductores tienen acceso de segunda mano a los recursos y se comunican al mismo nivel que otros programas que usted ejecuta. Deben adherirse a las reglas establecidas por Windows y operar fuera de su sistema integral. Si ocurre un error con uno de estos controladores, Windows puede continuar ejecutándose (en muchos casos), como no es el caso de los controladores que operan en el nivel del kernel. Muchos dispositivos pueden optar por usar controladores de modo de usuario, aunque eso posiblemente podría disminuir su eficiencia. Sin embargo, son mucho más seguros y tienen menos posibilidades de bloquear un sistema. A menudo, puede encontrar emuladores de unidades de DVD y cortafuegos utilizando este tipo de controladores.

Ahora que tiene lo esencial, echemos un vistazo a cómo se ve la jerarquía de controladores:

No es necesario ser un ingeniero de software para descubrir qué intenta decirle este gráfico. Ni siquiera tienes que entender el diagrama. Solo necesita ver que el modo de usuario tiene menos acceso directo al hardware que el modo de kernel. Ah, ¿y la capa de abstracción de hardware (HAL)? Esa es solo una implementación de Microsoft que ayuda a simplificar la comunicación del software con el hardware. Es lo que hace de Windows un entorno atractivo para los desarrolladores, especialmente debido a la transparencia y uniformidad que tiene el sistema operativo con las plataformas de desarrollo de aplicaciones.

¿Cuándo debería actualizar los controladores?

Esta es una pregunta que siempre surge en la mente de muchas personas diferentes cuando instalan nuevos dispositivos y reciben una notificación de que hay un nuevo controlador disponible. Por mucho que la gente le diga que mantenga siempre actualizados sus controladores, rara vez hay problemas de seguridad en su computadora causados ​​por los controladores. La mayoría de los virus y otras cosas lo infectan a nivel de usuario, no a nivel de kernel.

Entonces, ¿por qué instalar controladores actualizados?

La única razón por la que debería instalar un controlador actualizado es por un problema del sistema causado por una pieza de hardware. Si obtiene un video extraño en su computadora, por ejemplo, debería intentar actualizar los controladores de la tarjeta de video. Muchos problemas de hardware se pueden resolver simplemente realizando una actualización del controlador o descargando e instalando los controladores más recientes del fabricante. La actualización de controladores por cualquier otro motivo puede provocar un efecto adverso en su sistema. Encontrará una prueba de esto al buscar problemas causados ​​por actualizaciones de controladores. Algunas personas en foros sugieren retroceder como solución, ¡y funciona!

Hay una excepción a esto. Si actualmente está utilizando los controladores básicos de Windows para cualquier adaptador, es posible que desee actualizar a los controladores del fabricante para obtener un mejor rendimiento.

Cómo actualizar sus controladores

Para actualizar un controlador en Microsoft Windows, vaya a su panel de control y haga clic en “Dispositivos e impresoras”. Una vez dentro, haga clic en “Administrador de dispositivos”. Verá una lista completa de dispositivos conectados a su computadora. Haga clic con el botón derecho en el dispositivo para el que desea actualizar el controlador y haga clic en “Actualizar software del controlador”.

Haga clic en “Buscar automáticamente el software del controlador actualizado” para permitir que Windows busque un buen controlador del fabricante para su dispositivo. Descargará e instalará el más estable automáticamente.

Si no puede encontrar un controlador, simplemente vaya al sitio web del fabricante del dispositivo (es decir, nVidia) y descargue los controladores más recientes para su dispositivo desde su sitio web. Algunos sitios incluso lo ayudan a detectar qué tipo de dispositivo ejecuta, en caso de que no sepa lo que tiene en su computadora.

Antes de actualizar a un controlador nuevo del fabricante

Si está actualizando un controlador de dispositivo en su computadora, considere verificar la versión primero para ver si coincide con lo que está actualizando. Si tiene un controlador con la misma versión que la actualización que está descargando, obviamente no necesita instalarlo. Si está tratando de corregir un problema, también considere volver a un controlador anterior para ver si funciona.

Para comprobar las versiones del controlador, vaya al dispositivo en “Administrador de dispositivos” como se describe en la sección anterior. Haga clic derecho en el dispositivo y haga clic en “Propiedades”. Seleccione la pestaña “Controlador” y haga clic en “Detalles del controlador”. Esto le mostrará la versión que está utilizando actualmente, lo que le ayudará a hacer una comparación.

Pensamientos finales

Al intentar resolver un problema de hardware, si actualizar el controlador o revertirlo no funciona, es posible que deba reemplazar el hardware, especialmente si los problemas comenzaron de manera espontánea. Esto sucede a menudo cuando el hardware se está muriendo. Por ejemplo, una tarjeta de video puede comenzar a mostrar imágenes distorsionadas repentinamente en su pantalla mientras ejecuta un juego. Esto puede deberse al sobrecalentamiento de la GPU.

Si tiene algo que agregar a esta discusión, continúe y use la sección de comentarios a continuación. ¡Nos encantaría saber de ti!

¡Si te ha gustado vota con 5 Estrellas!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Escribe Aquí Tu Comentario