Realización de una instalación limpia del controlador de la tarjeta gráfica en Windows

Las tarjetas gráficas pueden ser un poco complicadas de configurar. Desde las demandas de energía hasta el espacio físico dentro de la PC, no es tan fácil como simplemente comprar la tarjeta más potente e instalarla sin consideración. Los controladores hacen que toda la configuración sea un poco más complicada y, a veces, querrá realizar una limpieza completa de los controladores de la GPU. Si bien puede revisar y desinstalar todos los componentes de la GPU, desde los controladores hasta el software, hay una manera mucho más fácil de asegurarse de que todo se elimine.

¿Por qué querría hacer esto?

Antes de explorar cómo, hablemos de por qué es posible que desee realizar una instalación limpia de un controlador de tarjeta gráfica. Si bien no es una acción que se vea haciendo todos los días, hay varios escenarios en los que querrá considerar realizar un barrido limpio de los controladores de su GPU.

Por un lado, es posible que esté experimentando problemas con sus controladores actuales. Tal vez sigan fallando o incluso causando que toda la PC se congele o BSOD. Si esto le está sucediendo, reinstalar versiones nuevas de los controladores actuales puede ayudar.

Alternativamente, los nuevos controladores pueden estar causando problemas independientemente de lo que haga. En este caso, es posible que desee volver a los controladores más antiguos. Revertir los controladores puede funcionar, pero esto asegurará un barrido limpio y la reinstalación de los controladores más antiguos.

A veces no tiene problemas con los controladores, pero ha comprado una nueva tarjeta gráfica. Como tal, antes de instalar una nueva tarjeta en su PC, puede limpiar su PC de todos los controladores correspondientes a la tarjeta anterior. Luego, puede instalarlo en un nuevo sistema nuevo.

Cómo hacerlo

Entonces, ¿cómo se hace una nueva instalación de un controlador de gráficos?

La puesta en marcha

Primero, asegúrese de tener listo el controlador de gráficos que desea instalar, incluso si su objetivo es simplemente volver a instalar el mismo controlador. Debido a que este método borra todo, necesitará una copia de los controladores que desea instalar para completar el proceso por completo. Es mucho más fácil si ha dicho los controladores preparados para que pueda instalarlos tan pronto como se complete la limpieza.

Una vez que tenga los controladores listos, también necesitará el Desinstalador de controladores de pantalla . Este es el programa clave que facilita la limpieza del software del controlador. Es compatible con nVidia, AMD e Intel, así que no se preocupe por eso.

El limpio

Una vez que haya descargado los controladores y el Desinstalador de controladores de pantalla, reinicie su computadora en Modo seguro. Si tiene problemas con esto, puede leer nuestra guía  sobre el tema. Sin embargo, dado que todavía estará dentro del sistema operativo Windows, es más fácil hacer el método MSConfig.

Primero, escriba MSConfigen la búsqueda y haga clic en el programa que aparece.

Vaya a la pestaña “Arranque”. Aquí encontrará una casilla de verificación para “Arranque seguro”. Marque esto y quédese con la opción “Mínimo”. Cuando haga clic en Aceptar, la PC le pedirá que le pregunte si desea reiniciar. Si quieres ir directamente a la limpieza, acepta esto. De lo contrario, si tiene trabajo que terminar y guardar, pospóngalo y reinicie la PC usted mismo.

Cuando ingrese al modo seguro, busque y ejecute el Desinstalador del controlador de pantalla.

Las opciones

El cuadro desplegable en la parte superior le permite seleccionar el proveedor de su tarjeta gráfica que tiene instalada actualmente. ¡Asegúrese de que se muestre el proveedor correcto de la tarjeta gráfica para que pueda apuntar correctamente a sus controladores!

Las opciones de desinstalación se explican por sí mismas. Puede desinstalar y reiniciar la computadora, desinstalar sin reiniciar y desinstalar y luego apagar (para instalar una nueva tarjeta). Hacer que Display Driver Uninstaller reinicie la computadora hace que sea más conveniente reiniciar en Windows normal para instalar los controladores nuevos, lo que lo convierte en una opción sólida para elegir.

Debajo de este y a la derecha hay un botón que permite a Windows instalar controladores. Para evitar que Windows Update entre en la instalación limpia del controlador con sus propios controladores, Display Driver Uninstaller impide que Windows actualice automáticamente los controladores de la tarjeta gráfica. Esto significa que puede instalar los controladores que desee en lugar de los que Windows crea que desea. Si prefiere mantener esta función activada, haga clic en este botón para volver a habilitarla.

Una vez que esté listo, seleccione la opción que desea realizar. Display Driver Uninstaller limpiará su PC de controladores y software. Una vez que esté completo, puede instalar los nuevos controladores y comenzar de nuevo con una pizarra en blanco. Recuerde restablecer también las opciones que haya configurado para su tarjeta gráfica.

Tabla rasa

Para algunos usuarios, una instalación nueva del controlador es la clave para resolver sus problemas. Si bien hacer todo a mano funciona, no hay nada mejor que un método rápido y eficiente con solo hacer clic en un botón.

¿Alguna vez una reinstalación de controlador solucionó problemas de la computadora? Háganos saber a continuación.

¡Si te ha gustado vota con 5 Estrellas!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Escribe Aquí Tu Comentario