Guía para la elección del disco duro

Con la evolución de todo lo que tiene que ver con la tecnología, la elección de componentes se ha vuelto cada vez más difícil. Esto se aplica a la RAM, la tarjeta de video, la tarjeta de red y también al disco duro.

Si bien la elección es complicada para todos, quizás se trate más de la memoria masiva como análisis inicial, parecería que la única variable involucrada es la del espacio disponible para el almacenamiento. Hoy en día, hay que elegir entre discos duros, de alto rendimiento, de calidad media o de baja calidad. Vemos en esta guía, cuáles son los principales problemas en la elección de un Disco Duro.

1.) Los segmentos clásicos del mercado (discos para portátiles, discos de ordenador para escritorio y otros servidores) ya no se utilizan hoy para dividir las bandas de memorias masivas. Esto se debe a que, para cada tipo de aplicación, podemos encontrar discos duros de todo tipo (Budget, gama media o gama alta). Especialmente en el ámbito profesional y las variaciones son muchas.

2.)  En cuanto a la clasificación, analizamos principalmente el tamaño físico (es decir, el que realmente ocupa el disco duro, por ejemplo, 2,5 ″ para portátiles o 3,5 ″ para ordenadores de sobremesa), la capacidad, la velocidad de rotación del disco. (Discos de 7.200 rpm para los clásicos hasta 15.000 rpm para los más caros) y la interfaz que afecta la velocidad de acceso al disco (ATA, SATA, SCSI). Además de estos parámetros, que son los principales, puede resultar útil observar también el ruido (que es especialmente importante en los PC refrigerados por líquido) y la corriente necesaria para la fuente de alimentación.

3.)  Especialmente, si busca el rendimiento, la mejor opción es, sin duda, un disco duro de estado sólido (SSD). Este tipo de discos duros son básicamente memorias flash por lo que garantizan tiempos de acceso muy bajos, mínima absorción de corriente, robustez contrastada y una velocidad desconocida para los discos magnéticos tradicionales. Lamentablemente las desventajas de esta elección es que, al provenir de una tecnología recientemente desarrollada, aún no se ha alcanzado una alta capacidad y los SSD tienen un costo excesivo para la mayoría de las personas.

4.)  Para la mayoría de personas, la opción ideal es la de un disco magnético clásico que además tiene la ventaja de tener ahora una capacidad muy alta, hablan en voz baja de algunos terabytes (TB) de memoria, sin gastar cifras infladas.

¡Si te ha gustado vota con 5 Estrellas!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Escribe Aquí Tu Comentario