¿El mouse no funciona en macOS?

Si su mouse con cable no funciona, probablemente no tenga suerte. Esas cosas son generalmente infalibles y dependen de herramientas profundas del sistema como configuraciones HID para funcionar. Si eso no funciona, probablemente sea un problema con el hardware. Es mucho más probable que los ratones inalámbricos, incluidos los ratones Logitech y el Magic Mouse, se desconecten repentinamente. Si su mouse inalámbrico no funciona en macOS, pruebe estas opciones que se enumeran a continuación.

1. Revise las baterías del mouse

Si tiene un mouse inalámbrico, revise las baterías. Esta es la causa número uno del mal comportamiento del puntero del mouse. Reemplace las baterías por baterías nuevas. Si no tiene pilas nuevas, pruebe con un viejo truco de control remoto de TV. Haga girar las baterías en su soporte haciéndolas girar suavemente con las yemas de los dedos. Esto puede eliminar cualquier corrosión acumulada en los contactos. Si eso no funciona, intente cambiar la posición de la batería. Mientras lo hace, asegúrese de que las baterías estén colocadas correctamente. Incluso los adultos inteligentes cometen ese error de vez en cuando.

2. Prueba con una superficie diferente

Para corregir un salto del cursor del mouse, intente usar el mouse en una superficie diferente. La superficie ideal para un mouse es un mousepad de tono uniforme, pero la mayoría de los ratones decentes pueden rastrear la mayoría de las superficies duras. El vidrio es una superficie terrible para que la rastree un mouse láser. Las superficies multicolores, como la madera con una veta oscura prominente, a veces confundirán incluso a los ratones láser modernos.

3. Alternar el poder del mouse

Para ratones con interruptores de encendido, intente apagar y encender. Apague el mouse, espere diez segundos y vuelva a encenderlo. Eso refrescará la conexión inalámbrica y le dará a un mouse inalámbrico la oportunidad de establecer un canal de comunicación más estable.

4. Mejora tu conexión

Si su mouse utiliza un receptor USB, como la mayoría de los mouse Logitech, asegúrese de que el receptor esté físicamente cerca del mouse. La línea de visión entre el mouse y el receptor no es necesaria para los ratones de radiofrecuencia modernos, pero puede ayudar a reducir la cantidad de obstáculos que pueden interferir con la transmisión inalámbrica. Algunos receptores de menor calidad deben estar a tan solo treinta centímetros del mouse, mientras que otros pueden trabajar desde dos metros de distancia. A veces, esto incluso varía drásticamente dentro del mismo fabricante y modelo de mouse.

Intente apagar otros dispositivos inalámbricos cercanos. Dependiendo de la banda inalámbrica que utilice su dispositivo, es posible que se encuentre con interferencias destructivas. Mientras que algunos ratones funcionan en la banda de 27 MHz relativamente vacía, otros ratones están en la banda de 2,4 GHz extremadamente concurrida.

Además, asegúrese de que el receptor del mouse no esté conectado a un concentrador USB. Esta es otra de esas cosas que no importan en el 99% de los casos, pero a veces el concentrador no maneja los ratones correctamente. Asegúrese de que esto no sea un problema conectando el receptor USB directamente a la Mac.

Si nada ayuda, pruebe también con un receptor diferente. Si bien es raro, no es imposible que los receptores se dañen. Si el dispositivo no recibe suficiente energía, no podrá detectar la conexión inalámbrica de manera confiable.

5. Reinicie la conexión

Forzar el restablecimiento de la conexión quitando el receptor USB o activando y desactivando Bluetooth, dependiendo de cómo se conecte el mouse a su Mac. También puede actualizar la conexión reiniciando su Mac. Si su mouse tiene problemas después de que la computadora se despierta de la suspensión, asegúrese de haberle dado treinta segundos más o menos para volver a conectarse una vez que su Mac se despierte.

6. Reconfigure el mouse

Casi todos los ratones usan algún tipo de utilidad de configuración del lado de la computadora para administrar cosas como la asignación de botones y las funciones de desplazamiento. Magic Mice tiene su utilidad de configuración integrada en macOS en el panel «Mouse» de las Preferencias del Sistema. Para intentar configurar el mouse desde una instalación nueva, haga clic en «Configurar mouse Bluetooth» en el panel de preferencias y realice el proceso de configuración nuevamente.

Logitech utiliza Logitech Options o Logitech Gaming, según el modelo de mouse. Independientemente del software, puede intentar quitar el mouse de la utilidad de configuración, reiniciar la Mac y luego volver a agregar el mouse.

7.Asegúrate de que tu mouse sea compatible

Si ha probado todas estas opciones y ninguna de ellas le ha ayudado, debe asegurarse de que el fabricante diga que su mouse es compatible con macOS. Todos los ratones son compatibles con macOS, pero no todo el software se ejecuta en macOS. Si el software de configuración del fabricante no se ejecuta en macOS, la Mac detectará el mouse como un dispositivo señalador y es posible que los botones adicionales no funcionen correctamente. Si ese es el caso, las aplicaciones de administración del mouse de terceros como SteerMouse pueden asignar botones adicionales a las pulsaciones de teclas y reemplazar el software que no es compatible con Mac.

Conclusión: falla de hardware

Si su mouse hace doble clic, no detecta sus clics o procesa la entrada de manera incorrecta, podría ser una falla de hardware. Después de aproximadamente 100.000 clics, puede esperar que la mayoría de los ratones muestren algo de desgaste. Esto normalmente se manifiesta como dobles clics erróneos en el botón de clic principal. Si ese es el caso, deberá reemplazar el mouse por completo para resolver el problema.

¡Si te ha gustado vota con 5 Estrellas!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Escribe Aquí Tu Comentario