7 consejos esenciales para una banca por Internet más segura

La banca digital nos permite acceder a nuestros datos financieros donde y cuando queramos. Ya no tenemos que esperar los extractos bancarios para nuestra información. Con solo unos pocos clics, podemos obtener toda la información que necesitamos. Por supuesto, la banca por Internet es un objetivo lucrativo para los piratas informáticos y delincuentes que se esfuerzan por hackear y estafar sus cuentas bancarias.

Si le preocupa la seguridad de su banca por Internet, aquí tiene algunos consejos para mantenerse seguro en línea.

1. Use una contraseña separada para su banco

Un placer culpable para algunos, usar la misma contraseña para todos los sitios puede resultar tentador. Puede ser complicado revisar un catálogo de contraseñas preguntándose cuál utilizó para un sitio web específico. Sin embargo, hoy en día, las filtraciones de bases de datos son maduras y frecuentes, y usar la misma contraseña en varios sitios web puede ser fatal.

Ni siquiera tiene que ser la base de datos de su banco el objetivo; Si está utilizando otro sitio con los mismos detalles de inicio de sesión que su banco, la seguridad de su cuenta bancaria se verá comprometida tan pronto como se filtre la base de datos de ese sitio. Utilice siempre una contraseña única y separada para su sistema bancario. Si es necesario, use un administrador de contraseñas para crear y administrar su contraseña.

2. Habilite la autorización de dos factores (si es posible)

Si su banco está actualizado en seguridad cibernética, debería ofrecerle una autorización de dos factores. Esta es una segunda línea de defensa además de su contraseña habitual, como enviarle un código por mensaje de texto o hacer preguntas de seguridad. Este banco solicita una segunda contraseña ingresada a través de menús desplegables, por lo que los registradores de pulsaciones no la pueden recoger:

Si puede, habilite esta función. Evita que una filtración de contraseña abra su cuenta y lo mantiene más seguro.

3. Instale una buena solución antivirus

En cuanto al tema de los keyloggers, una buena línea de defensa en su propia PC puede ayudar. Asegúrese de tener instalado el antivirus y manténgalo actualizado. En estos días, los virus se centran más en recopilar información personal para que los desarrolladores puedan ganar mucho dinero. Mantener su PC libre de virus significa que no filtrará datos personales a un pirata informático.

4. No realice operaciones bancarias mediante conexiones públicas

Si puede, intente no utilizar un punto de acceso WiFi público para realizar sus operaciones bancarias. Los puntos de acceso público están listos para que los piratas informáticos realicen ataques de “intermediario”. Estos ataques interceptan los datos que viajan desde su dispositivo a Internet y extraen datos personales y contraseñas. Por supuesto, no todas las conexiones WiFi públicas estarán infestadas de piratas informáticos; sin embargo, si sus necesidades bancarias no son urgentes, lo ideal es esperar hasta estar en una red más segura.

5. Verifique si el sitio bancario es legítimo

Hace un tiempo escribimos sobre los peligros del pharming.  Su capacidad para falsificar un sitio web, incluso después de haber ingresado la URL correcta, puede ser fatal. Cuando visite el sitio de su banco, tómese un momento para asegurarse de que realmente está viendo el sitio legítimo. Si la URL de su sitio bancario no tiene un certificado de seguridad o “https: //” al principio, cuando normalmente lo tiene (¡y debería!), Es posible que se encuentre en un sitio falso. No ingrese ningún dato personal en un sitio falso.

6. Verifique la correspondencia por correo electrónico

De manera similar, asegúrese de no hacer clic en ningún enlace en correos electrónicos sospechosos. Una táctica común denominada ataque de “phishing” consiste en engañar a las personas haciéndoles creer que un correo electrónico fraudulento ha sido enviado desde una fuente legítima. Esto incluye correos electrónicos bancarios falsos que solicitan detalles de inicio de sesión para que los piratas informáticos puedan acceder a su información.

Siempre verifique dos veces el remitente de los correos electrónicos de su banco y coloque el cursor sobre (¡pero no haga clic!) En los enlaces para verificar dónde van. Si alguno parece sospechoso, no haga clic en ningún enlace del correo electrónico. Si tiene dudas de que la dirección de correo electrónico sea propiedad de su banco, comuníquese con el banco antes de hacer clic en cualquier cosa.

7. Regístrese regularmente

Si bien los consejos anteriores deberían mantenerlo a salvo, no hay nada de malo en realizar una investigación manual usted mismo. Asegúrese de controlar su cuenta bancaria por Internet. Algunos bancos le informarán de su última fecha de inicio de sesión, lo que le avisará si alguien más inició sesión con sus datos. Revise su estado de cuenta en línea de vez en cuando en busca de compras extrañas o movimientos de dinero que no pueda explicar. Si ve alguna entrada extraña y no tiene idea de dónde vino, comuníquese con su banco de inmediato.

Apostando por la seguridad

Con la invención de la banca por Internet viene una gestión del dinero sin problemas, así como todo un mundo de estafas, virus y ataques. Con unos sencillos consejos, puede mantener sus datos a salvo de los delincuentes.

¿Tiene algún consejo para una banca por Internet más segura? ¡Cuéntanos a continuación!

¡Si te ha gustado vota con 5 Estrellas!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Escribe Aquí Tu Comentario