3 potentes alternativas para el administrador de tareas de Windows

Windows tiene un Administrador de tareas integrado para manejar todos los procesos, servicios y aplicaciones en segundo plano y también para proporcionar información útil sobre el rendimiento, las redes y los usuarios registrados. Pero incluso con todas esas características, el administrador de tareas de Windows sigue siendo limitado. Si está buscando un mejor administrador de tareas, estas son algunas de las poderosas alternativas que se pueden utilizar para administrar todos los procesos de Windows.

1. Explorador de procesos

Microsoft tiene algunas de las mejores herramientas en su Suite Sysinternals y Process Explorer es una de ellas. Process Explorer es mucho más poderoso que el administrador de tareas normal de Windows y alberga una variedad de características poderosas para manejar todos los procesos de Windows en segundo plano de manera más eficiente. Al ser una aplicación portátil, puede descargarla y comenzar a usarla sin ninguna instalación real. Como puede ver en la interfaz de usuario, todos los procesos están organizados en un bonito formato de árbol y le brindan información como ID de proceso, Descripción del proceso, etc.

Para administrar los procesos de Windows, simplemente haga clic derecho sobre cualquiera de ellos y le presentará muchas opciones diferentes como establecer afinidad, prioridad, suspender, reiniciar, etc. Además, puede ver las propiedades de un proceso específico haciendo doble clic en eso. También puede verificar su integridad seleccionando la opción “Verificar VirusTotal” en el menú contextual del botón derecho. Además de administrar procesos, también puede usarlo para desbloquear archivos, encontrar qué archivos están retenidos por qué proceso o DLL, etc.

Process Explorer es poderoso y le brinda mucha información sobre un proceso en particular. Es posible que le lleve un tiempo moverse debido a su interfaz, pero una vez que se acostumbre, encontrará que es mucho mejor que el administrador de tareas de Windows normal. De hecho, es una de las herramientas portátiles imprescindibles en cualquier suite móvil geeks.

2. Explorador del sistema

System Explorer es bastante similar al administrador de tareas normal de Windows, pero proporciona mucha más información que la predeterminada. Una vez descargado, puede instalar System Explorer como cualquier otro software de Windows. En el primer lanzamiento, System Explorer le preguntará si desea escanear todos los procesos y DLL. Si se selecciona “sí”, escaneará todos los procesos utilizando su base de datos de seguridad en línea. Una vez que se completa el escaneo, muestra los resultados en su navegador predeterminado.

Como puede ver en la imagen a continuación, la interfaz de usuario en sí es bastante sencilla, pero todas las herramientas avanzadas se encuentran en el menú contextual. Puede filtrar fácilmente los procesos de usuarios, sistema, etc., seleccionando los botones en la barra superior. Si cree que hay un proceso sospechoso al acecho, simplemente presione el botón “Análisis de seguridad” para analizar todos los procesos en la base de datos de seguridad.

Además de administrar todos sus procesos de Windows, también puede obtener estadísticas detalladas sobre el rendimiento del sistema, conexiones TCP / IP, servicios, elementos de inicio, controladores, etc. Simplemente pruebe System Explorer y lo encontrará mucho más valioso debido a sus potentes funciones y interfaz de usuario fácil de entender.

3. Process Hacker

Process Hacker es similar a Process Explorer en conjuntos de características y le brinda la misma vista en forma de árbol de todos sus procesos en ejecución. De hecho, la única diferencia notable entre ambos es que Process Hacker es una aplicación de código abierto y también está disponible en formatos instaladores y portátiles. Además, Process Hacker tiene una interfaz de usuario más refinada y es más fácil de manejar para los novatos. De hecho, es solo una preferencia personal elegir entre estas dos aplicaciones. Si desea utilizar una alternativa de administrador de tareas que sea de código abierto y venga con una mejor interfaz de usuario, Process Hacker es el indicado para usted.

¿Utiliza otros administradores de tareas que no figuran en la lista anterior? Háganos saber en los comentarios a continuación.

¡Si te ha gustado vota con 5 Estrellas!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Escribe Aquí Tu Comentario